jueves, 22 de agosto de 2013

Si es necesario me forjo un recuerdo para que mueran los hechos olvidados


Leer como un misterio. Sabiéndose dentro. Lento. Torpe.
Con la intriga de lo aún no descubierto.
Se sabía sordo. A las intenciones como una canción que se oye pero no llega.
Leer es buscar en la tierra. Sin hacer ningún caso comencé la vida. Ni me contestó.
Empecé a desmontarme y solo quedó un sueño.
Me pregunto ahora si estaba alterado. No sé mientras.
Hace tiempo. Vine de ninguna parte. Allí no había preguntas.
Todas las preguntas fueron posteriores, en retroceso.
Andar nunca supe. No sabía que tenía piernas
ni para qué servían.
Tuve un tropiezo de memoria.
Si es necesario me forjo un recuerdo.
De ninguna parte para que mueran los hechos olvidados.

.                                                           ****