martes, 11 de diciembre de 2012

Pasa una caricia hasta el hueso de tu cadera


Pasa una caricia hasta el hueso de tu cadera
se para avista marea se escurre hipnotiza
olvida el viaje de tu muslo toma tu finura recta y curva
y así comenzó todo