lunes, 3 de diciembre de 2012

No hay mayor dolor que lo que se escapa entre los dedos


No hay mayor dolor que lo que se escapa entre los dedos

Te deja sin manos futuras
atrofiado el tacto
sabor a pasado
y un corazón de asco