lunes, 3 de diciembre de 2012

Estoy a un dedito del olvido


Olvidaba que el silencio es tu cuerpo
En el pliegue de tu origen me implanto
Estoy a un dedito del olvido
Amor, tomemos un atajo antes de poner el modo costumbre, muramos de amor
También hemos estado aquí, en el parque de los pájaros, donde nuestra intimidad despertó
Son tuyos los prodígios y una sombra