domingo, 16 de diciembre de 2012

Nadie te escribió ni una sola palabra


Te conocí tal día como hoy
un día cualquiera de toda la vida
un día marcado por un puente
rojo enamorado
sobre un jardín puesto

Hoy es domingo, se acaba el mundo y tú duermes
Bajo ti, en ti, contigo
Bajo la capita de la grasita de tu piel
Bajo tu boquita desconocida
Bajo y existo

Tienes mucho de amargo
como, por ejemplo, tu saliva
Como si hubieses secado el mundo con tu lengua
Tienes vinagre en tus lágrimas y aliento
Un olor fuerte a campo
Un grito de pájaro
Un sabor a pluma sola

Tienes esa mirada fuerte del que ha visto la muerte y ama la vida
Nadie te escribió ni una sola palabra
Ni te hizo nombre
No te nombró calle
ni amor
No te derritió letra en su boca
Nadie te puso en tinta
con caligrafía de poeta
Pasaste sin palabras
seca

Mi intocada
Nadie te vió cuando pasabas
tan suave
escondida tras la mirada
Nadie supo de ti hasta nuestro encuentro
Amortiguas tus pasos con la suavidad de tus muslos

Donde no se escribe nada es en tus manos
¡Qué belleza!
Te las veo claras
Y lo sabes
Sabes que en ti he visto

Me tienes enamorado
de todo
Todo es poco
porque en ti se concentra
Me tienes enamorado
y no para llamarte princesa
abstracta princesa

Son tus brazos tuyos
y no hay palabras
Son tus brazos tú
solos

sin nombre

Son tus brazos nuevos
recién crecidos
suaves de piel y gesto

Te tomo ahora los ojos
para dejarlos en su sitio
que ahí es donde deben estar y me gustan

Nunca he visto mirar así para mi sorpresa
Como no tengo por donde cogerte
tendré que aprender a hablar de tu mirada

Serenos pero no inmóviles
vivos pero suaves
llenos plenos sin esfuerzo
te miran sin clavarse
sin pose

Leve sonrisa te acompaña a todas partes
Quisiera ser yo a quien miras
mirada
Quisiera ser tu fuente
quien te salva

Quisiera estar sobre tu pelo escondido
de tu olor aire
con tu mano arreglándome

Te buscaba me buscabas
tú con ojos yo con palabras
y nos encontramos en el silencio de un puente

Quiero ser la sensación que te concentra
Quedarme ciego en tu cuerpo dentro
Recorrerte piel adentro

Quiero que en tus manos me tengas
Esas manos de pequeño universo
En ti quiero ser mujer, tú y yo a la vez