domingo, 4 de noviembre de 2012

En el instante de una selva, tú y yo dentro, verde piel fiera, jaguar


Tweets del 24 de octubre 2012


Tu mano con olor a pipas
Bajo las piedras vivo
Se dice que de tu amor vivo
Así como de tu amor vivo viviendo bajo tus pies
Mido un beso con tus dedos
Con este blando corazón cuento
se me cae a menudo entre tus dedos
Cama de amantes
me sucedes
me estremeces
me haces dedos de boca
para decirte a menudo y te cuento
Te cuento, te digo, ciego
mi frío, mi desnudez

A la mañana siguiente se puso a pasear, calle para arriba calle para abajo, delante de mi ventana, con un vestidito blanco

Así no puedo conducir. Paro. Salgo del coche. Abro tu puerta. Te beso mientras te encuentro

Participa tu prenda suelta
Se te escapan las puntas de tu cabello
Ahora es cuando te miro de cerca
Ahora es verano en tu cuerpo
Ahora eres garganta
Me crecen tus ojos como un cauce
Te encuentro en la memoria de los árboles
Te amo gravemente
tumbado delante de tu espejo

Ella quiso seguir en mi memoria
el pulso desorientado
Si me vieras te reunirías encontrada
Has crecido en mi sangre
como las palabras crecen en un huerto
Decías palabras secretas a las cosas pequeñas
al comienzo desvario

La sombra gira alrededor del cuerpo antes de tumbarse
Dentro del corazón gira un inconveniente
Te vi negada y espejismo
No sé dónde, en qué instante, en qué frente, he visto tus ojos
Los días que sufres de errancia te cobijo
Suena la lluvia a millones de ojos
Ven. Sosten mis manos como un rito
En tu suerte soy viña
De tu hora a mi hora ronda la vida
Dorada floreces
Como abeja me miras cerca de la boca
Para orilla un caramelo

Ya quisiera yo dormir contigo dentro
en tu bahía apresado con puertas oscuras
Sobre tu corazón arrojaría mi dolor para encontrarte viva
Me baño en tu lecho como cuerpo abierto
Tu lecho de sombra llama noche

Entre tus cifras cumplo años
Me hace gemir el crepúsculo
Pues hay un lugar y tiempo aparte nuestro
Tengo ahora convulsiones de palabras

Una bailarina sin cuerpo
Un cuento sin historia
Un beso sin labios
Un príncipe ingenuo
sentado sobre un pez venenoso
y él pez tan tranquilo

Atada a mi imaginación; y contagioso
La aniquilación pasa a veces por encima en globo silencioso
Hay una fisura que te parte como vetas de oscuro mármol
Fluir, fluir como notas; si las notas volasen
No quiero perder ni un solo minuto de la vida tuya
Dos sombras hacen el amor (es todo)
Pero en la tela se juega todo
Venía enferma y ardía como una hoja
Brillaba y me quemaba las manos
Desde la otra orilla te amo
Se me rompió el espejo sobre la cara
Me sales tú dispersa por la boca
Te adivino al soltarte las manos
Tendida leve y herida
Se oyó la primera casa
Ella tiene tobillo para mecerme
Ser abrazado, mecido, aromado
Se desliza el centeno murmurante entre las piedras
La chica de la boca de piedra
La otoñada está planeando algo
Estivales son esos suspiros que guardas en tu vientre
La aventura es jugarse la palabra

En tu hermosura prefiero ocultarme
Una oscuridad de angustia aulla persiguiendo a los hombres
A mi hermano de abrazo le hago un abrazo retoño
Flota podrido como un perro desesperado que se muerde la cola

En el instante de una selva, tú y yo dentro, verde piel fiera, jaguar
Ruta ámbar del relámpago de tu cuerpo
En tu calculado veneno desfallezco
Cuando la roca madura poseída
A los clavos de la frase me crucificas