viernes, 16 de noviembre de 2012

Como un desfiladero de elefantes



A veces te alejas como una manada de elefantes con un recuerdo pesado hablándome a la distancia de la infra-palabra allá me llega como un sonido de ti que yo traduzco en palabras de fe eres mía callada de silencio de chimenea una teja un labio un hombro tuyo se queja de este amor contradictorio pasión soterrada soy tuyo en el silencio de nuestros cuerpos eres mía tu mano en ese pie en el que estuve en esa boca  amado no es silencio es ruido del dolor que nos congoja es lazo estirado sobre un bosque prisionero salen lobos por todas partes de tu cuerpo encantado