sábado, 22 de junio de 2013

Tus palabras por los acantilados de tu boca


te sabré distinta
y pensaré.

se afilará el día
y las lenguas.

habla,
tú,
mi decisión,
te escucho.

decídete
en esta tu palabra última.

mas yo seré tu disimulo.

habla,
ahora, en este tiempo de la verdad.

tu palabra me conoce.

tus palabras por los acantilados de tu boca.

mis oídos, ese mar profundo.

no serán palabras muertas.

para dejar de oír
al mundo
te escucho.

quédate dentro, mar.

ya no seré para ti un muro.

tu secreto argumento, sangre.

tierra y sangre mezcladas.

me oyes repentina.

honda y final.

tramarás como agua separarte.

mi dolor en medio.

¡qué sabes tú de esta muerte!

tu cuerpo hazaña inadvertida.

ese peso horrible.

te borra.

.                                                     ****