miércoles, 19 de junio de 2013

Como dedos coagulados de tanta vigilia devoran la sangre terminal


Lo que llamas amor lo hiciste tú misma
sobre esas terrazas abiertas al bosque de la noche.
Lo que llamas morir y morir,
amar y morir,
después, sonrisa.

Meditación noctámbula abierta.
Cuando el mar caiga
auténtica lluvia salada
mojará la tierra.

Como dedos coagulados
de tanta vigilia
devoran la sangre terminal.

A veces pienso cosas terribles.
Como el amor, por ejemplo :)

.                                                      ****