domingo, 23 de junio de 2013

En esta Eternidad-sueño que tanto ama a ese lunar que en su piel es la vida



recuérdame.
insensata.
perpetua contra el olvido.

sabrás que la vida te espera crecida
como un cuadro.
¿para qué entonces el olvido?

duradera y ajena
pero es tuya ofreciéndose
movimiento y dispersa.

a veces remota
a veces dentro
hasta en los sueños vida

se invoca.
amenaza.
a veces muere.
acude con voz mirándote
suplica : soy vida, víveme.

soy alba, dice la vida.
de vez en cuando escondido Destino.
Mírame.
nunca muero ni olvido a los que pasaron.
tengo sus horas de cada uno apuntadas en mi calendario.

a altas horas de la vida
acudo y les hablo.
me miran, les digo : soy tu vida la que hablo.
viviste ciego como eterno
y ahora como perdida me añoras.

a ti acudo en esta eterna mañana
para que te sepas ya fuera del tiempo.
ya voz y consciencia vibra sola en el aire sin cuerpo.

danza pues con el pensamiento
el baile del recuerdo que
por allí viene buscándote.

¡qué lejana está tu casa!
allí nadie.
¡qué lejana el agua de la boca!
¡qué lejana!

¿Pero no ves que estás muerto?
que soy yo tu vida quien te habla.
ya en la frente no me sientes

soy rumor irrecuperable de lo que fuiste.
ya la sangre-ultramar
rumor de cuerpo-cadáver
tendrás sin él que vivir
en esta Eternidad-sueño
que tanto ama a ese lunar que en su piel es la vida.

.                                                      ****