martes, 11 de junio de 2013

Persigue la nube la redondez de la Tierra


yo también, después,
incumplido
mil veces rehecho,
corre el mar
y una estrella cambia de cara
lejana y lejana
como tú bien sabes

Persigue la nube la redondez de la Tierra,
montada en el viento
hace canciones de lluvia
y a veces, yo, y a veces me olvido
de esta vida que me lleva

compañera, varias veces compañera,
tengo un ánimo tan triste como la espera,
ese es el aspecto seco de mi pozo,
luego broto y broto crecido como un nido nuevo,

ya pueden secarse las manzanas del deseo,
ya brotarán tus manantiales escondidos,
ya puede crecer el infinito,
que de ti, mujer, mi libro,
sale el fruto de la vida

.                                                     ****