viernes, 28 de junio de 2013

El silencio no responde a estas manos del viaje


Se olvidaron tus risas.
tuvimos penas sedientas.
¡Qué fuerza tiene el dolor!
que no solamente apaga el frío
sino que es náufrago en la vida.

y el tiempo es un odioso canto.
y el vino de garganta acantilado.
un cuerpo sin orilla
donde puede vagar la pérdida.
No puedo cantar tus tormentos
y aún menos en tu ausencia.
el silencio no responde.
a estas manos del viaje.

.                                                     ****