viernes, 28 de junio de 2013

Solo quiero oír tus dedos cuando pasan por el aire


Pero llegó el día,
y es hora de partir.
Dame tus manos.
deja ya el camino del recuerdo
quiero ver tus manos
como semilla de la tierra.
Tírame palabras secretas.
con tu don de callarlas.
Tú, esa mi nombre,
por ti inventé la vida.
Solo quiero oír tus dedos
cuando pasan por el aire.
Ante ti florecen los almendros
allí, muy cerquita de la primavera.

.                                                     ****