jueves, 6 de junio de 2013

Recordar tus pequeños dientes blancos de gaviota riendo



puesto que mañana es olvidar
está puesto el futuro en tu cuerpo
pasado tiene ese clímax especial que
cierra el mundo
coloqué tu rostro triste que cierra al silencio los labios,
de las mareas hacemos explosión y espera
todo se elimina y luego espera,
a la noche la marea y el agua
cubriendo tu cara y yo uso las manos
para abrir la sombra
que cubre tu rostro
y das a luz el agua oculta de tus labios
independientes discordantes separados
incluso en esta boca cerca cierras los ojos
el atardecer se reduce a un te pienso
cuando puedo ver a veces,
como una ventana de la tarde
como una levadura fermentando
sobre el borde rojo de tus labios
como un sabor a vino-borracho
deshiela la tristeza,
recordar tus pequeños dientes blancos de gaviota riendo
como un náufrago que tiene recuerdos
desde la isla de tu cuerpo
salen picos que no saben de geografía
son crestas profundas náufragos del deseo
sal y mar
don enojado y seco

.                                                      ****