miércoles, 5 de junio de 2013

Hacia ese patio de tu médula, hacia ese sencillo vientre


en la enramada de tu cabello
caen
como por amplias escaleras reales tus miradas,
hacia ese patio de tu médula,
hacia ese sencillo vientre,
hacia allá van atrevidas
como grandes engalanados elefantes
de esta fiesta-diosa te miran

.                                                      ****