lunes, 3 de junio de 2013

Desaparecida la ausencia de la ausencia


y llegar el último a la fila de tus árboles callados,
para vencer las olas y quedarme como un hueso seco,
nos rozamos como un cocktail
enredamos nuestras huellas
los dientes bien pegados en la fila de la carne,
roto el espacio, sale humo de dentro
desaparecida la ausencia de la ausencia

.                                                     ****