lunes, 13 de abril de 2015

Amar con los ojos como un regalo


Y si me pides que más te bese cruzo los dedos para encontrarme con tus labios. Haremos de tu cama un bosque, nos lanzaremos a un mar de dudas, digo, para que entienda de todos nuestros excesos. (...) Amar es amarnos en la mar; hacer que el mar entienda; que entienda nuestras razones, el vaivén de corazón, los torbellinos de nuestras emociones. Amar es un «te fuiste», una hoja seca. ¡Y qué sabe el árbol si nuestro crecimiento es por brotes! Amar es la enfermedad de la entrega, el beso escrito, el amor que llora. Amar con los ojos como un regalo. Amar con oídos como charcos, «ciegos de lenguas». Amar en ti mis lágrimas, mi constancia y mi flaqueza, el «amor hecho». (...) Allí, allí, y solos; solos como un refugio.