miércoles, 29 de abril de 2015

El amor es leve en una lágrima


Por si acaso vueles. Y si vivo, y si te amo, y si olvido. ¿Y si ante mis ojos eres angustia? ¿Y si en mis labios pudieras? ¿Y si en cada fuego, en cada hambre? (...) En la cerradura de los dedos. En nuestras manos colgadas. En los días flotando. ¿Y si caen las noches? ¿Y si la lluvia reposa? ¿Y si el amor es un acantilado? (...) El amor es leve en una lágrima. (...) En el ala vertical de tu memoria. En las primeras lágrimas. En tu desnuda boca. Subir y subir por tu cuerpo hasta tu boca. Subir hasta el agua de tus labios. Yacer herido en el campo de tus ojos. Subir subir al mar de tu pelo, a ese campo de agua. Y desnuda me tomas en el trapecio de tus sueños. Y mucha noche. Y muchos gestos. Y hacerme girasol en tus manos.