viernes, 17 de abril de 2015

En la sombra del cristal te amo


En esta sombra de cristal te amo. Ahí todo empieza: en la sombra, para soportar «lo demasiado». En eso somos corrientes... como todos. «Somos demasiado» que se nos escapa de las manos. Somos burla de la vida...; ella nos tira al mundo y «ahí te apañes». Somos breves como la gente y lo malo. No hay diez mil años que nada dure -como si ellos allí hubiesen estado-. ¡Diez mil años observando pacientemente por amor al saber y a la ciencia! Pero el ojo no dura tanto. ¡Ojo breve! Ojo breve de la gente y malo.