viernes, 27 de febrero de 2015

Me engañas. En todo me engañas


Me engañas; sí me engañas. ¿En qué me engañas? En todo y en nada. A veces pienso que todo lo que me dices es mentira; mentira cochina, todo mentira, natural, como si nada. ¿Natural? Sí, natural; porque lo hiciste desde la primera palabra; talvez sin saberlo: toda mentira en ti hizo discurso, el primero, como una tela de araña fue construyendo su casa; y ahí, desde la primera palabra, fuiste siendo, mentira sin tú saberlo.

.                                                                     ****