domingo, 22 de febrero de 2015

Y las palabras son sombras


Almaderiva, solointenciones, tiempoabstracto, que testifiques. Con tu inquietud creces. Superficie-el-tiempo. Ojos-de-sal-vuelo. En los poros rosa de tu piel. Extirpada noche. Tu brazo con embriaguez terrible. Alrededor y gorda mirada. Terrible y dulce. Enorme y abierta risa: risa-mirada. Cuello caído de mi ropa. Baba mía, mi herida. En todos los tiempos tu pecho se hizo oscuro, entreabierto y confuso, hondo como una boca. Tu embriaguez tomé como una danza. Sin confesar. ¡Nada como el veneno! Roto es lo que habla como un índice en la creencia lenta del cuerpo sin renglones. Fuiste árbol de la devoción del bosque, tótem, dios, iglesia, duro como la madera, desconocida y fiera. Escombro mío. Presenciay miro. Mañanay contigo las cosas. Sueñosy tengo costumbre de ser temprano. Otra y duda. Presencia-me. Desaparezco-no. De paso-no bullicio. Cuerpos del recuerdo dentro del tiempo, intemporales. Dos-a-dos Dios, alcanzados. Raíces de los lados. Tumbasy ... vaivenes. Con sombras me abrazas los volúmenes del aire. Tierra tú y yo inmóvil fructosa. Tenías hambre de boca al horizonte. Su fuerza grita despellejada en su encierro. El secreto descarnado de la herida del papel, muda. Del mar desollado salen gritos limpios como penumbras que llaman al olvido. Ya es tarde para que venga lo que fue olvidado. Es un lugar, una salida, una salida ilesa: un nacimiento tumbado o muerte deforme, tan sencilla. Allí nada: allí se escribe la distancia, puesta en los ojos de la madre en el nombre del culpable. Muerte ¿y qué? Inocente y olvido, palabras-sombras, frío calcinado, gritos abiertos bajo tierra. ¿Me reconoces? No. Mala suerte la del olvido. Comienza otra historia. Y ella piensa porosa: agua de tumba, de otra vida caminos, mi adoptada enemiga, de haber vivido me reprochas. ¿Pero acaso fui impertinente? ¿Acaso lo quise? ¿Vine? No, no vine: fui traído. Vine por el hambre del útero, del vientre. Vine por el terror de la tierra: por su miedo a la muerte. Vine entre tripas revuelto: saco, sangre, ciego. Vine con la almohada de sus labios, vulnerable. Por el hecho de haber existido ya hice daño. El daño de las horas usadas (en los pliegues de la muerte). Fui visto y no visto en las manos de lluvia. Nací sin rostro. Rehén de la vida. Tristezade. Soga de la araña. Pensamiento de la red. Espera-pasando. Ojos de seda. Anuncio. Sorpresa del anuncio de las catástrofes. Los golpes sangrientos de la vida. Esperanza-no: pues nos faltó el dolor. Las puertas sin cortar: las paredes cerradas. Las llamadas huidas. Los mundos de la demencia. Los gritos aman a los infiernos marchitos. Emanacom: el Lucifer de la vida. Las ventanas del Infierno. Recojom: el barrendero de los muertos. Las nucas partidas. Los labios vueltos. El Borralonuevo: la amenaza. La cuchilladelaespera: corta el silencio. Gaviotas-de-pan vuelan. El tiempo-debido se guarda en el Infierno. Eso observa.

.                                                                       ****