martes, 17 de febrero de 2015

Ave reparadora con tus plumas cómplices


La alquimia de tus labios repleta de manos. La espera reposa a la sombra de tu vientre: ave reparadora con sus plumas cómplices. Ya tengo alma: en los poros de tu piel, en los hilos sueltos de tu nuca, en el entretejido de tu boca. Me miras preso de tu cuello. De tu reino huella. Abandonado en tu camino. Piedra en tu pecho. Silbido de viento. Campo. Rivera. Columpio de aurora. Música de tu cena. Lecho ausente y cueva.

.                                                                     ****