lunes, 1 de junio de 2015

El silencio llama; llama en tu nombre.


Es usted... y me mantengo. Ser de la noche; de las mías, de las nuestras, de todas. Hierve la sangre de la noche. -¡Las señales! ¡Las señales!- Tuvimos camas rosadas, lecturas de cuerpos. El silencio llama; llama en tu nombre. Desfallecen las horas. Desfallecen las horas del futuro. Vuelve la alegría del instante. Y tú completa crees. Estamos al alcance. Ya es tarde y amanece. Amanece cortado. Rompe, recuerda, la gota de mujer.