miércoles, 26 de noviembre de 2014

Vi descarriado lo sufrido


Dulce es nacer en tu afán, dulce crecido como un canto. Te vi de dolor, te vi primera, inclemente. Supiste nacer en mi pecho; supiste entonces a estrago. Fue el tiempo crecido como un arrollo quien deshizo la espera. Vi la hierba correr por tus manos con el afán libre. Vi descarriado lo sufrido. Y ese fue el resultado de verte. Quiero vivir alegre como si no hubiese sufrido. Luego te diré como ha sido la vida sin sufrimiento. ¿No tendría pues suspiros ni memoria? No tendría inclemencias, ni sonidos graves, ni aves llorando. Da fe a mi memoria. Asiste a mi olvido. Hazme cualquiera dentro. Disculpa mi angustia. Sé mi envoltura.

.                                                                       ****