lunes, 3 de noviembre de 2014

Tus emociones retumban en mi cuerpo


Si quieres crecer y cada vez en tus manos me ves, pensarás que el amor rompe el cielo, y sorprendido de celos muere buscando palabras en las que no creen. Los celos van gritando por las calles : ¿De quién es este dolor mendigo, esta vieja memoria reconocida en la profundidad del corazón tejida? Tus emociones retumban en mi cuerpo. Siento un amor profundo que cuenta todo lo que sabe de tu cuerpo. Vive en el entusiasmo, entre la verdad y la mentira, entre la cintura de los cementerios. En tus labios encontré los míos como dos manos; son el recuerdo de la piel de tus ojos con su forma de tierra, de viña y hoja. Tú, cada mañana, uva, manzana roja, sigues siendo rama donde tu amor acaba con fórmulas simples. Tengo en ti sello que levanta el tiempo. Ávido te invento. Contigo aprendí a contar la ausencia. Sin remolinos, rodeamos las piedras al borde de lo que queda.

.                                                            ****