miércoles, 26 de noviembre de 2014

Antes de que vuelvas, piensa clara


Antes de que vuelvas, piensa clara, dale a tu corazón la vuelta, limpia el suelo de los mil años que lo manchan; que solo un día arrastra toda la piedad desconocida del mundo, que las riquezas se caen de los bolsillos, antes de que vos vuelvas.

Antes de que sea noche y llegue el verde alba, transforma esta sequía sin brazos en un charco de ranas; que la edad de la hierba aún no ha crecido, que el amor es un albergue, un estrago, un crujido.

Antes, te diré en demasía, tomando aires de ofendido, que el amor es libre, al que sirvo.

.                                                               ****