lunes, 25 de marzo de 2013

Violento como puentes entre el odio y el olvido


Ya olvidado, perdido desaliento
violento como puentes entre el odio y el olvido,
usted no está tranquilo, confieso,
los pecados del viento entran por mi boca mentira rancia

.                                                   ****