martes, 12 de marzo de 2013

El cielo puede aterrizar cuando quiera


Tweets del 13 de febrero 2013


Te voy a dar; el qué es lo de menos
Dormir en tus sueños en la noche perpetua
Contigo sueño mis sueños de piedra
Me tocas con tus dedos musicales
Te extraño como a un verso que se resiste
No me dejes pasar como si fuera lluvia
¿No es tu espalda esa pista de amor donde se rompen mis deseos?
Como en la nube de tu piel
Te voy a escribir veinte palabras de amor; una en cada parte de tu cuerpo.
Por ti puedo hacer hasta escaleras de hojas
Nunca supe donde acababan tus labios
El cielo puede aterrizar cuando quiera
Un adiós improcedente
He montado una reserva de palabras
Los polos magnéticos deben sentir, seguramente, en el primer encuentro, incertidumbre
Un buen encuentro amoroso siempre es traumático,
señor, a pesar de lo que usted haya dicho durante un siglo.
Escribían poemas como partituras
La verdad tenía que estar oculta aunque gritase en las palabras
Tengo un truco de magia que dejan secas a las palabras que se van
Nunca supe lo que es un intento
Voy a resumir esta frase en una fórmula matemática

                                                      ****


Dice que tiene un pozo y una minera, carbón
saca y no agua
que él, ese poeta de la tierra,
vivía con ganado en tierra salada.

No tenía agua para hacerse un libro
escribía sobre las plantas.
Cuando caían las hojas las iba recogiendo;
las metía en la alforja del queso
de donde, de vez en cuando, las sacaba.
Leía en voz alta al rebaño
las orejas todas se torcían
con un ojo debajo de entendimiento.
Dame cabra leche de oveja
que la lengua me pique
para hacerte un verso.
Le decían sabiondo de las piedras;
que el viento no tiene conocimiento
y no hay quien lo entienda.


                                                     ****


Juan Pepe el manteca
hizo una luna para una noche
buena
Cogió un poco de aire
un trocito de suspiro
y con algo de noche que le quedaba
hizo redondas sus manos
y le puso mucha pena.


                                                      ****