miércoles, 20 de marzo de 2013

La puerta queda vino para la garganta de la casa

La puerta queda vino para la garganta de la casa
ebriedad del forastero
Era como comer en la mesa de Dios
de invitado pobre
Juan, coge esta materia y haz espíritu
que hoy tenemos invitados
a gente muy exigente
que sea ligera y levite como un claro de luna
de esos que haces por las noches
cuando estás contento
Juan, pon esmero y prisa
Anda, deja el plato en la mesa
no vayan a caer migas
y los de abajo crean que es fiesta