miércoles, 4 de julio de 2012

Porque en las calles no quedan los pájaros muertos que caen cada día de los árboles


Tweets del 22 junio 2012

Tomo otro día prestado
Inténtalo a estas horas
Tú y yo indestructibles ahogados
Con boca y párpados bocabajo
Se cierra la luz
Huyamos temblando
La espera subterránea
Del cráneo derramándose lentamente sobre su sombra
Con la muerte en la cintura
Que no es para ponerse tan secreto
Que dondequiera estamos
Se contrae el universo en un punto llamado ojo
Resbalan las piedras de la memoria

Herido de herida leve cuando la nube te cae en la cabeza

Ya decía yo que hoy también es inevitable
Un seno como una fórmula a la infinita potencia
En nuestro desnudo nos pusieron un cuadro en el Louvre
Ponme una letra sobre la saliva

El manto de tu nombre sabe a paloma

Busco tu desnudo imposible

Tengo un goce de columna
Busco un celeste de desprecio
De la soledad líquida de la barca
Del fuerte olor de la vida
Traza la vida una estela desconocida contundente
Mosca sabia que preguntaba a Sócrates

Somos del Paraíso copias

Somos la verdad del accidente de la vida
Amor de cuello roto de cama destino
Sabor a pie roto a escayola

Nunca vivió nadie en la Luna

La salvajada de las piedras
Circula tierra por las venas
Tiene tu vestido fantasía
Amar a lo Neruda
Amar a lo tiempos revueltos

Solo por imitación vivo la vida

Atrapado en las puertas giratorias de los hoteles
A la lucha del relámpago el amor se ve sometido
Con el tamaño de la vena la mano vuela

El día que se escape el cielo nos va a dejar a cielo raso

En el intento de desorganizar el caos para hacérmelo vida alegre
La verdad de los hechos, en su desordenada sucesión, volvieron loco al detective al final de la novela

Tan absurdo como un gorrión ahorcado en la rama del desierto para protestar contra el suicidio colectivo de los dromedarios

Porque en las calles no quedan los pájaros muertos que caen cada día de los árboles