sábado, 14 de julio de 2012

Me columpio sobre la sombra de un cometa


Tweets del 2 julio 2012


Si quieres acógeme primero como un presente indeterminado
Quédate en el centro del reflejo, en ese punto muerto donde la luz no llega por misterio
Circular, invisible, elusiva, intocable
Reposa la sombra terca agarrada a la vida del suelo con sus manos de sombra araña
Te asalto precipitado con la premura del tiempo que no mata
De la rotación el instante, a punto de rodar por la curva de la Tierra

A cuerpo seguido
se vive
con la constancia de la piel retrato,
encubridora del caos de la carne

Tu espalda como olvido petrificado sigue
Tu cuello, como tallo verde, anuncia tu juventud esperanzada
Como cada mañana bebo mi buena dosis de espejo. Se me hincha dentro del cuerpo la imagen restaurada
Tu pelo en las horas muertas como cortina

Vuelvo al mar antiguo de las viñas
A la cautiva fuga de ángel
A mi inocencia perdida
Al amor de huerta
A los animales solitarios
Vuelvo al no saber nada
A mis labios antes de la palabra y el oído
A mi paraíso de sandía
Vuelvo al lugar de los palomos
A la tierra donde nunca llueve porque no es tiempo
A la era de los granizos
A las tijeras cruzadas del patio de sal
Vuelvo ya dormido y con el aire ahogado
No encontré vida en la casa del olivo
Me siento al borde de la puerta abierta
Hago recuerdos de rosal seco
Se abre la sombra del marco de la puerta sombre el suelo del patio
Entro, desciendo, entre la tierra de debajo de la casa
Sobre el techo se oye el arroyo
Los pies nombran una bajada innombrable

Hablando tanto oculto el cuerpo
El horror de las palabras lo tengo oculto
Las manos rompen el azul enredado del cielo
Estoy echándome a pedazos de carne por mi propio cuerpo
Limpio la cara de la noche con estropajo el hollín de los coches
Me unto, fugaz, tu cuerpo, como toque de maquillaje sobre los párpados
Me sueles tomar, me reintegras alegre como un relámpago
Me columpio sobre la sombra de un cometa
Como emblema: puntos suspensivos por delante y por detrás
Represéntame en una nota
Las grullas invisibles y rojas beben en mi mente agua japonesa
Batiendo lechuga para hacer una fiesta de ensalada
Me parece una desgracia esa nube que flota
Toma aires de mortaja de novia simbólica
Toda la realidad tomó figura mágica y quedé tan real como filosofía empírica
¿Nadie ha visto la debilidad del mar?
El entredicho se traga muchas cosas entre dicho y dicho
Se despoja de su ropa la subjetividad de cada sujeto quedando fina como la línea de cada frase
Como si el inconsciente fuese un viaje de ida y retorno que aparece y desaparece estando siempre en cada asiento de todos los vagones leyendo paralelamente todas las frases de su discurso
Vela por sí misma a lo largo del mástil con su vestido blanco lleva el barco sobre agua de madera
La conspiración de las palabras tiene a mente envuelta entre la duda, la certeza y el laberinto
La sobra consta de 300 páginas, gramaticalmente y sintácticamente, muy bien escritas. He de remarcar que cada párrafo acaba con un punto y un espacio. Papel pulcro y bien cortado con cuchilla electrónica
La ruptura de la nostalgia me hizo libre hasta su vuelta
En una imagen caníbal de terrores