domingo, 15 de julio de 2012

Mientras me iluminas te cojo las manos, mi amor


Tweets del 3 julio 2012

Tibieza incita al frío con delicadeza
Prométeme el fin de todos nuestros males. Prométeme y no pares
Si no la persigue no ama; porque el amor se despierta corriendo
No pidas a otro; porque, habiendo siempre distancia entre oído y oído, te dé, en el malentendido, lo que no quieres
Me prometía su cabello por el todo ignorando que por amor se quedaría calva
Por mucho que tú me prometas no pasará la verdad de tu amor, con su agujero y daño, en mis ojos clavada
Luchemos, me dijo, sin armas de hombre y mujer, cuerpo a cuerpo, para que el amor no sangre
Aquella que nace en el mar viene a mí con agua en la boca
Nadie vive la brisa pues pasa como mujer lejana. Vino del mar y vuelve mañana
Comprendí que era un sueño lo que buscaba. Busco ahora la puerta de ese mundo
En esta atmósfera que me parece a mí aire no vive vida sino ahogada
Es necesario partir desnudo de los campos de trigo
De las copas colmadas de riqueza desborda el dolor
Tardes robustas como para sostener un día
Luna amarilla, se te cruza una nube fina buscando la noche
Huele a quemado a la misma altura del corazón y del teclado
Crepúsculo nocturno de la República de Platón y otras ideas de perfección supuestamente absoluta
Mientras me iluminas te cojo las manos, mi amor