domingo, 1 de enero de 2017

Las cortezas de los árboles hacen el silencio

Cuando las cortezas aparecen se hace un árbol del silencio. Una sosegada tarde anuncia la noche. Un ayer se hizo hoy. Y el mañana... ¡quién sabe el mañana! Un hermoso árbol se hizo silencio, y una fuente agua potable, y tu mano, mi pecho. Un debo dormir se pierde como un pájaro perezoso de la noche. Un desecho de vida se pierde por el olor del desagüe. Una identidad amada se quema. Y la carne viva es ahora atentado.