domingo, 8 de enero de 2017

Mirábamos con horror

Nos sorprendió un día lo siniestro en el fondo del amor. Desde fuera conmovidos mirábamos con horror. No creíamos en su existencia. Pero sus alas incomprensibles parecían tener vida eterna. Te miré sorprendido por tu vecindad. Me miré allí desconocido. Un profundo miedo puso ángulo a nuestros sentimientos. Fuimos por un momento apresados en el horror.