domingo, 29 de enero de 2017

Mezclábamos nuestro lado invisible bajo el disfraz de la piedra

En la oscuridad no se hizo nada. Allí teníamos una visión borrosa. No se hizo lo vivido como una vida extra. Nos quedaban las palabras como aduanas prohibidas. No había túneles para pasar al otro lado. Nuestros ojos se miraban a través de las alambradas, aturdidos bajo el sol del desierto. Mezclábamos nuestro lado invisible bajo el disfraz de la piedra. De hecho, la lluvia nunca llevaba.