martes, 17 de enero de 2017

Cae mi boca sobre tu boca

Te traigo, amor, la apertura del tiempo, su rigor y movimiento, su espera. Cae mi boca sobre tu boca como un segundo, esparcida y concentrada, alegre y silencio. Pensaba hoy detenerte un poco y romper juntos la vida que no espera. Es natural e inevitable, tonta y contradictoria, con sus visiones cruentas de lo que sentimos.