sábado, 31 de diciembre de 2016

Y el huracán del silencio

Nace desesperada la respiración como un fondo de mar sin fuelle. Y la trayectoria de tus ojos. Y el huracán del silencio. Y el te dije desierto. Voy a ver el color de la existencia mientras tomo tu cuerpo. Este orgasmo accidente. Este vivir menos para amarte. Son las cuatro y veo la cabeza cortada de la noche. Amanece tu mano sosegada. Amanece el silencio de la mañana. ¿Y ayer? ¿Qué fue ayer sino una fuente?