jueves, 8 de diciembre de 2016

Desaparecía la noche y seguía la noche

Estábamos en el ajuste de las horas: de esas veces donde el tiempo se para ante el terror de la decisión; estatuas, pulso, clavados en la pared. Desaparecía la noche y seguía la noche.