miércoles, 16 de julio de 2014

Sin terminar, allí, donde empiezan las iniciales, allí te anticipo


Sin terminar, allí, donde empiezan las iniciales, allí te anticipo.
Y me haces un reproche: el de no haber vivido.
Lo niego, te lo niego. ¡Qué sabré yo! ¡Qué sabrás tú!
¿Qué sabrá ella, si la vida es ciego monólogo?

Dime: ¿soy puerta, cerradura o diálogo?

Y todavía no recuerdo.
No recuerdo. Y es tan suave la ausencia, la ausencia tan suave.
Y eres tan sola
Líquida y dichosa

Sin dolor.
Casi sin dolor. Casi sin dolor, casi sin miedo.

.                                                            ****