jueves, 7 de junio de 2012

El mar entra en tu cuerpo como sinónimo


Tweets del 27 mayo 2012

Las palabras a medias
Con esa presencia del día que no existe
Un estornudo de polvo de lápida de letra de piedra

Si cayese de su cara la máscara del vacío
iría hacia ella sin conciencia,
voluntario, incluso alegre,
como un niño que busca un juguete entre las piedras

Es tan lenta la elegancia, tan frágil del descuido,
tan bella para el ojo
Es tan lenta la elegancia como una mirada

Es el olor verde de tu sudor
de piel de cama
de pelo y almohada
de sueños con hojas caídas
hace tiempo es verde
lo que de ti se desprende

Sea lo que sea, dice el rendido, ¡en buenas manos me puse!
Durmiendo escribo grandes obras que amanecen ceniza

El mar entra en tu cuerpo como sinónimo
no me distingues del agua salada
la fuerza terrestre de tu vientre
tus muslos arena clavan sus rodillas
ves fondo de mar como un oscuro orgasmo

Masticando fango con sabor a tu cuerpo
amor de agua caída

No me saques la lengua de la palabra
en su contagio vivimos inmortales de diccionario

Un nervio loco recorre tu cuerpo
sale por tu boca alucinado

Tu desnudez infinita hasta la planta de los pies
En este orgasmo de alusivas palabras se contrae por dentro tu cuerpo
De tus uñas en mi boca hago mar de saliva
De tus labios hago barcos de juegos mareados
Una gota de sudor recorre tu muslo
Me has puesto de cabeza la mañana
Arde el Aleph en tus puntos cardinales
Sale mi nombre de tu boca como una loba

Los niños están locos cuando han visto una sirena
Ella no sabía que los niños existen
Se volvió al mar cabizbaja
la sirena con los niños en los ojos

Cuando quiero ver el tiempo miro en tus ojos
Por las calles, luces un trocito de gimnasio
Eran las tres de la tarde en la boca del lobo
La próxima vez que me levante será para ti verano
A través de una de las ventanas se veía el mundo casi completo
Veía como cantaban las ranas saltando lentamente
Sus viajes a la necesidad pesados con grave peso tardaban todo el tiempo
Se iba directamente al cielo. Pasó por su casa. Prefirió la realidad
Sentía los labios de su corazón morder el mío
Sentía su pecho oprimido relatar relatos de amor sin freno
Sus manos se helaban con la intención de verme
Como una tortura de tortuga milenaria

Te esperaba de uniforme vuelo, pasillo estrecho, paso cercano,
con esa cercanía que da el olor
Las cosas podían haber sido aún peor. No existir. O existir y no existir
Empezaba a oscurecer dentro de ti y me pediste fuego como a un desconocido
Y las luces de neón empezaban a brillar en los aviones, subterráneos, túneles y otros tubos
Las tiendas siempre están abiertas como armas de mujer
Entras vacío y sales cargado
La noche nos aplastaba con todo su peso sobre la hierba
Esta extraña sumisión correr hacia ti despoblando el mundo
Inventé para ti el incienso porque estabas llena de oraciones, de aliento y bancos
Los regalos cenaban sobre la mesa como si la Navidad hubiese llegado de pronto
Sobre una cama negra, de perfil tumbada la cama, detrás de tu fina ropa encontré tu alma
Dame noche morena que nos sobre un trago de recorrido y ansia
Tiene la pesadumbre del polvo de una biblioteca
Se me vuelca el corazón, se derrama, echa tinta, echa ranas, de princesas escondidas
Tengo un domingo sin tiempo que estoy llenando de alegría de esa que se encuentra en un texto
Mítica búsqueda de la verdad entre salidas y salinas que el amor también necesita en horas caídas
Ya me junté con algún estudiante de guante blanco que el tren llevaba todos los viernes a su dulce cama
Si hay setenta horas en este domingo "recompongame" el tipo porque nunca he visto tantas horas en un domingo
De los amores imposibles tengo el sentimiento hecho pedazos calladito
Se puede tener el futuro abierto o cerrado ¡qué más da! si el encuentro está en el corazón

Contento de que al fin un día del mundo nos pertenezca
sin reparos ni utilidad
porque sí
un día nuestro
de esta nuestra larga vida
de infame separación