viernes, 15 de junio de 2012

A través de las doce sombras de la noche tuve sueños de mago


Tweets del 4 junio 2012

Con este mal insomnio empeñado en disminuir a cada segundo las dimensiones de la cama
Cuando el Destino tiene conjuntivitis prepárate para el mal de ojo
No es que sea cobarde. Me oprime la cobardía
Yo soy un hombre de palabra: de muchas palabras
Desesperando al mundo me como el fuego como aperitivo
Un eco interior del cuál siempre te hago mención aunque quede en la parte interior de la piel
En virtud de lo dicho, solíamos ser virtuosos en el pensamiento virtual
Intento ser todo lo impersonal que puedo pero me falta carácter para lograrlo
No hay mejor medio para parecer agradable en ese mundo que saber producir dinero sin poner cara de esfuerzo
Aportaba tanto dinero a su casa que tuvieron que sustituir los muros por monedas
Cesé a la escuela y a mis maestros porque pretendían enseñarme a la fuerza después de mis diez infructíferos años
Ser una carga para la familia es algo ciertamente incómodo. Sobretodo cuando tienen que llevarte a cuestas cada uno por riguroso turno
Tenía la cabeza tan dura que me propusieron para tallarme como columna de patio
Mis disposiciones naturales siempre me llevaron muy a pesar mío hacía la más profunda vagancia de la cual saqué, al nunca trabajar, el mejor provecho
Jugando a cortar las gotas de cera sobre la mesa aprendí a cortar las palabras
A través de las doce sombras de la noche tuve sueños de mago cortando con vuelo aire
Haciendo lápidas no se viaja demasiado pero también se escribe epitafios
No sé porque motivo no suelo acordarme casi de nada de lo que encuentro en la memoria
El escultor se postraba de rodillas ante sus estatuas suplicándoles clemencia, dureza ante la intemperie y el tiempo, así como el mantenimiento de la sonrisa y los brazos
Viviendo como liebres solitarias ante los ojos asustados de las madrigueras
En esta vida haciendo estatuas huecas desde dentro
En su inmovilidad se convertían en estatuas de aire
Me vi envuelto en un sueño más largo que tres noches de invierno
cuatro actos de tragedia griega
y una guerra de Troya
Cuando las palabras son de tierra las podríamos llamar agrícolas, plantarlas a ver si crecen jugosas