domingo, 24 de junio de 2012

He nacido en muchos lugares, hoy, ayer, tantos días de nacimiento


Tweets del 12 junio 2012


¿Por cuántos desvíos me vas a tomar?
Hoy ¿A qué hora gira la Tierra?
Avanza como si fuera duda

Soledad de caldero
Realidad de cobre verde
Fuego remoto

Sentir como cabeza de pájaro sobre cuerpo de hombre
Te arde como una piel morena
Como esa luz que adorna la vida
El no sé qué de tus labios
Quién sabe como se las arregla el amor
El mañana estará indispuesto
Esa suerte que el amor conlleva
Se supone que estoy vivo
Abandonado a la suerte del amor bueno y malo
Sangre seca rajando las arterias
He dejado de apreciar al rayo que te partió en dos
Fluyen los cuerpos por el desagüe
Abandonar la bajada a su propia deriva
Siete leguas llenas de pájaros
Frívola es la mañana cuando no me mira
Seco grano, tiesa espiga, para un solo bocado
Agítese el ventanal a las buenas horas
Tapan las lágrimas tu cabello
Tus felinos ojos fluorescentes
Se abre el día como un párpado encendido
Una tormenta de colores rodeando tus pupilas
Hoy me voy sobre unas nubes que han pasado dentro de mi cabeza
He nacido en muchos lugares, hoy, ayer, tantos días de nacimiento
La historia del mar vuela
En su barca innoble sobre aguas de Destino sonríe de nuestro pasaje por la vida
¿Quién me hizo a mí la espera? Donde no hay cielo que llueva
Si se calma mi desorden se parará el mundo
Un poquito de Norte, un poquito de Sur, en la estrecha franja que los une bailo
Con viñas tengo hechos racimos de uvas para tu boca
Tengo el brazo izquierdo romano, la mano derecha de laurel, ojos vivos y tu sonrisa
Las ramas transparentes que en las cabezas crecen nos hacen bosques dentro
¿Cuántas canciones son necesarias para llenar un río y te bañes en música?
Perece todo lo que no crece, varía o cambia
Te voy a cantar un tango con las manos
Dame tu maraña que yo te la aclare
Puse grosellas sobre tus labios

Quiero que un dramático veneno me rompa por dentro
deje su sabor agrio dentro de mis venas
queme ácido mi cuerpo
lo disuelva

He visto el veneno entrando en el cuerpo como una visión
Se me aburre un sencillo deseo inesperado
Fuera de plano un dramático verano
Un monte, un carro, una batalla, sangre, luce la muerte sobre la pendiente soleada
Muere, árbol, pastor, se escapan las ovejas balando sin lana
En manos de este mundo muero
No me abandono al torrencial deshielo de los Polos, vago iceberg, busco agua helada mía
En tu hueso, maxilar izquierdo, puse mis dientes
Sobre tu eterna cara respiro soplo humano
Tu sexo hermafrodita invisible se esconde bajo la pudorosa piel de ángel
Que nadie te vea abandonarme
Que nadie más se pare, que el mundo se acaba