jueves, 7 de junio de 2012

Contento de que al fin un día del mundo nos pertenezca sin reparos ni utilidad


Contento de que al fin un día del mundo nos pertenezca
sin reparos ni utilidad
porque sí
un día nuestro
de esta nuestra larga vida
de infame separación