lunes, 11 de junio de 2012

La espera es lasciva en cuanto que saca la lengua ahogándose como un perro hambriento


Tweets del 31 mayo 2012


Veamos. Mujer de hombros de leche dorada, cordero de tu espalda
Felicidad, diamante en bruto sin germinar
Para lírica, el tintineo de las monedas, el carraspeo del billete, para los ojos del dinero
Las palabras también tienen sus laberintos sin salida
y no son de hierba sino de marfil
Se olvida la vida sobre la superficie de los espejos. Aunque ellos sí que tienen memoria de lo que fuimos

Abierto como un campo, en el espacio y en la tierra
boca abierta pidiendo agua
toma la sombra mientras tanto
bajo siestas interminables
Ese silencio de memoria en polvo

La espera es lasciva en cuanto que saca la lengua ahogándose como un perro hambriento
Temo que al dejar de usar la palabra pierda la voz, digo, la vez
Menos fuegos artificiales, que aún no me voy. Al menos que me regales el billete
¡Menos pestañas! ¡Menos constelaciones! ¡Menos pecho de acero!