viernes, 6 de mayo de 2016

Un pájaro loco nuestro sexo

Nunca se detiene el mar cuando digo que te amo. Y me encantas, eres mi preferencia. Y puedo morir y quiero vivir en ti quiero. Siempre defectuoso lo visible menos en ti perfecto. Perfecta como el perfume de una ola, perfecta como el candor de tus labios. Y tú rosa, y yo incluso malva. A veces el quererte me entra como un juego de incógnito. Y un nido a favor de nuestra cama. Y un pájaro loco nuestro sexo.