sábado, 14 de mayo de 2016

En la fuente de tu lengua

Nos fundíamos de amor en el beso de las lenguas. En tu vuelta y media. En mi medio lado. En el lado de tu vientre. No hicimos regalos como fuentes perpetuas. En tu lengua corre una huerta de frutos jugosos. En nuestra cama un campo de semillas. Era tarde y amarilla tu sábana de trigo, campo y cosecha.