martes, 10 de mayo de 2016

Se pasea la indiferencia desnuda por mi casa

Por el aire, fresca y sonrojada, llenas el silencio de la distancia. Pues ya sabes que la indiferencia se pasea desnuda por mi casa. Le doy la espalda y me rodea. La miro con desprecio y me saca la lengua. Y se burla de mil maneras cuando le hablo para convencerla.