jueves, 26 de mayo de 2016

En el jardín de tu boca presa

Ciertamente, a tu lado certero, a la aventura crítica, en el encanto, en el jardín de tu boca. En tu lengua atrapado, ¡sí! se detiene mi boca. Tus labios son salvaje presa. Y andas, y andas, con la lengua fuera buscando mi lengua. Se hace el silencio en tu alma; de la mía nada queda.