jueves, 3 de marzo de 2016

Si no aciertas has mentido por azar en el lago de las sombras

Si no aciertas has mentido por azar. Llevas la perla de la muerte entre la lengua y el cielo. Te pusieron la incorruptible inmortalidad en la boca para alimentar tu cadáver. Y eso durante un tiempo innombrable. Las plumas de los pájaros le dan la clarividencia del aire en la vida y en la tumba. Sale de la tierra el principio de la mirada. Las sendas no sufren las metamorfosis sin acarrear cambios en el universo. No perturbes sus mágicos bordes. Cuando invade todo la noche las sombras se reencuentran en el lago de las sombras.