martes, 29 de marzo de 2016

Mientras que en la alquimia de la noche va el cazador maldito

Se evita la última dignidad. Ya viene el cazador maldito. Ocultad las cosas de la labranza. Encerrad a los perros. Ponedles bozal para que no hablen con los malos espíritus.  Busca él los pecados ocultos que desconocemos. Les revela su cara y hacen luz de la noche. Así las piedras hablan del caminante oculto. Mientras que en la alquimia de la noche va el cazador maldito, henos aquí ante el embrión de la luz del mundo. Porque la potencia a ti se abre desde el árbol del agua.